Ver fotos de su estancia en Japón

<<Volver atrás

Sensei  Charly Díez Ortiz
29-08-1950   Tolosa  (Guipuzcoa)

5° Dan de Aikido, concedido en Japón donde estuvo 5 años aprendiendo del único 10° Dan del mundo, Michio Hikitsuchi, alumno directo del fundador del Aikido O´Sensei Ueshiba, quien le concedió el 10° Dan.
2° Dan de Bo-Jutsu.

5 años de experiencia en Iai-Do, el arte del sable japonés.

2° Dan de Karate Okinawa Kempo (practicado a puerta cerrada).

Boxeador en categoría aficionado, peleando entre la élite del boxeo nacional español.

En clase instruye a sus alumnos en la defensa y práctica de Boken (sable de madera), Bo (lanza larga), Tanto (puñal), así como defensa a mano descubierta.
 

ENTREVISTA CON SENSEI CHARLY DÍEZ ORTIZ ( 5º DAN )

Elche (Alicante) 16-05-2003 

 
 
¿Cómo conociste el Aikido?

Yo llevaba muchos años, desde muy joven practicando otras luchas competitivas y cosas de combate. Fuí boxeador en categoría aficionado entre la élite del boxeo nacional, practiqué un Karate no competitivo, a puerta cerrada, llamado Okinawa Kempo, del cual fui 2° Dan, en Bélgica, dando clases del mismo. Llegó un momento en mi vida en que supe que necesitaba algo más que el contacto.

Había visto varias veces algunas técnicas de una especie de Aikido y no me habían convencido, hasta que un día en 1977 conocí a una maestra en Ibiza, la cual me empezó a hablar del Aikido y me dijo que si quería practicar un Aikido serio, que era el único que quedaba verdaderamente, de 30 años que ella llevaba como maestra, me tenía que ir a un pueblo Japonés llamado Shingu, y que allí había un maestro que se llamaba Michio Hikitsuchi, y que allí vería la esencia de lo que es verdaderamente el Aikido.

Me fuí pues a Shingu (Japón), al "Kumano Juku Dojo" con todos mis conocimientos que tenía de Artes marciales, y conocí el Aikido que allí se practicaba, el cual es para mí el único y verdadero, pues no se ha cambiado nada, ni siquiera el saludo, cosa que no ocurre en cualquier parte del mundo donde lo practican.

Allí estuve 5 años aprendiendo de los mejores maestros, Michio Hikitsuchi (10° Dan), Tojima Sensei (9° Dan), Anno Sensei (8° Dan), Yanase Sensei (8° Dan), Isimoto Sensei (8° Dan), Clint George (7° Dan), hasta que llegué a la graduación de 5° Dan, en la que en Japón ya se dice que eres maestro. Cuando vi que ya tenía los conocimientos suficientes, regresé a España, y me encontré con el Aikido del que ya me habían hablado, el Aikido que practica la federación del Aikikai, el cual no era igual al que practiqué en Japón.

Yo no quiero hacer una crítica destructiva hacia nadie, solo hacer ver que las raíces del Aikido que yo he conocido y practicado son tan diferentes a lo que veo por ahí, que me siento mal en ese sentido, y por tanto, a mis alumnos en las clases les hago ver cómo es el Aikido de raíz, y lo comparo con el Aikido que practica la federación de Aikikai, enseñándoles las aberturas que tiene este último y que no existen en el de raíz. Les hago ver cómo es el verdadero Aikido puro, siempre desde la perspectiva de una crítica constructiva y sin hacer daño a nadie, pero es necesario que esto se sepa.

Después de estar 5 años practicando con los mejores maestros, no creo que me hayan engañado, pues viendo el Aikido que practicamos en shingu, con el que se practica actualmente, se diferencia bastante, no en las formas, sino en la energía.

Por ejemplo, el Aikido no tiene porqué tener guardias, el Aikido no tiene porqué abrir las manos, el Aikido no tiene porqué mirar al adversario cuando estás practicando, tienes que cambiar la mirada al otro lado. Son un montón de cosas . Tengo que decir todo esto porque llevo muchos años viendo los mismos errores, y el que no me crea, le invito a que practique con nosotros y lo vea con sus propios ojos. Luego que saquen sus propias conclusiones del Aikido que han practicado con el que practicamos nosotros.


¿Para ti el Aikido es un deporte?

Para mí el Aikido es una filosofía de vida, nunca un deporte, porque el fundador no hizo el Aikido como una lucha competitiva, sabía que la mente se perfeccionaba practicándolo, y quería fraternizar a la humanidad con ello.

El que practica Aikido por sudar la camiseta, no está haciendo nada, parecerá que esté haciendo acrobacias o una gimnasia rítmica, pero no está practicando Aikido. Cuando se trabaja el Aikido, se intenta unificar cuerpo y mente, no se trata de sudar la camiseta o de trabajar para decir que tú eres más rápido que el otro. Por ello, hay hoy en día gente que dice saber de Aikido y están enseñando, y lo que veo son cosas que parecen más bien acrobacias que Aikido. Practicando el Aikido como se debe de practicar, nos enseñará a saber comportarse y a saber estar cuando verdaderamente nos encontremos ante una situación comprometida y nos tengamos que defender de verdad.


¿Cuándo fuíste a Japón?

En 1983 y estuve 5 años dedicados al aprendizaje del Aikido. No tuve ningunas vacaciones, no salía para nada. Tenía que trabajar muy duro entre semana para pagarme los estudios y las graduaciones que sacaba. Allí en Japón, aprendí mucho sobre la fisioterapia, porque el Aikido también tiene estas cosas, masajes, recuperación física, desbloqueos, pero todo esto me lo reservo para mí, pues sería muy largo de explicar cómo es la mentalidad japonesa en estos campos.


¿Cómo fue la vida junto a Michio Hikitsuchi?

La vida al lado de Michio Hikitsuchi fue muy fuerte y muy disciplinaria, pero sabía que si quería llegar a ser muy bueno en lo que estaba haciendo, y aún viendo cosas que no me gustaban, tenía que aceptar esa forma de vida. Venían muy buenos maestros al templo, como ya he mencionado anteriormente, para enseñar junto a Hikitsuchi, los cuales siguen viviendo allí, entre montañas, con su trabajo, viviendo la misma filosofía de vida y que siguen practicando el Aikido como el fundador. Si yo he estado aprendiendo durante 5 años con estos grandes maestros, creo que algo habré aprendido y algo me habrán transmitido, de lo contrario me han estado engañando durante esos años, y no lo creo.

Otra cosa que he visto en Internet es que hay no sé cuantos maestros que tienen la graduación de 10° Dan, cosa que no es así, porque el fundador, en su lecho de muerte, el único 10° Dan que concedió fue a Michio Hikitsuchi, que lo tenía como un hijo adoptivo, y eso todo el mundo lo sabe. Hay un montón de cosas que la gente no sabe porque no le han explicado y puedo testimoniarlas, y es que allí en Shingu están las barbas del fundador dentro del altar, y voy a ir más lejos aún, allí en el templo, nosotros llegamos a aprender en el Aikido, lo que es la defensa personal de contacto, cambiando los "chips", cosa que no enseñan en ningún sitio, porque todas las técnicas de Aikido tienen su contacto y su defensa personal si le cambiamos el chip.


En Japón practicasteis un Aikido puro, con técnicas perfectas. Si las comparamos con el Aikido actual que tú has visto practicar, ¿qué opinas de ellas?

En una palabra y dicho a groso modo en plan cómico, es como comparar el aerobic con el ballet, osea, quiero decir con esto que las formas y los movimientos pueden parecerse, pero los puntos exactos donde se agarra, los puntos exactos donde se dobla la muñeca, los puntos exactos donde se pone delante de un adversario, todo eso es totalmente diferente. La manera de transmitir la energía es totalmente diferente, la manera de estar delante de un adversario y que cuando entres lo hagas dentro de él, es totalmente diferente. Las aberturas que llamamos en Aikido, en los otro Aikidos que yo he visto y he practicado con ellos, están a la orden del día. Cada técnica que hacen hay una abertura, hay una posibilidad dónde tú puedes golpear o le puedes hacer una contratécnica. En el Aikido que practica Hikitsuchi, es casi imposible que hayan contratécnicas, que haya aberturas, porque siempre, desde un principio se ha mirado que haya una perfección, y además la manera de ponerse cuando practicábamos Aikido en Shingu, era diferente, pues hoy en día todo el mundo se pone en guardia, y en el Aikido no existen guardias. He visto movimientos parecidos al Nikio, con un retorcimiento de muñeca como queriendo doblar un hierro, y eso no es correcto. He visto técnicas como el Kotegaeshi que está sobretodo muy mal hecho, porque hacen cosas retorciendo la muñeca a un costado donde pueden venir golpes laterales. He visto cosas como hacer Sankios, agarrando desde arriba y no desde la punta de los dedos. En definitiva, he visto tantas cosas y tantas de ellas tan mal hechas que no es que lo hagan con mala intención, sino que lo están enseñando mal, y todo porque esos errores han ido pasando de maestros a alumnos y así sucesivamente, perdiendo la pureza de la técnica, tal cual la practicaba el fundador.


Sensei, ¿te refieres al Aikikai?

Me refiero verdaderamente al Aikikai. Gente de Aikikai que yo haya visto practicar bien Aikido, lo que se dice bien, no he visto a nadie. Con interés y poniendo el corazón si, pero bien, a nadie.


¿Había gente de Aikikai que iba a Shingu?

Había mucha gente del Aikikai que iba al templo de Japón, porque en Japón lo que más había era gente que venía de fuera. Yo he visto gente que iba al templo de shingu, los cuales llevaban 20 años practicando Aikido, y han "llorado" de rabia, pues el Aikido que ellos habían aprendido no se parecía a este Aikido, el verdadero Aikido. LLegaban a shingu y se quedaban con la boca abierta de ver la pureza del Aikido que allí se practicaba, inclusive llegué a escuchar frases como "ah, esto es Aikido..." He visto a gente llegar para quedarse un mes, y dejar el trabajo para quedarse 6 ó 7 meses en el templo. En fin he practicado Aikido con gente del Aikikai que venían del propio Japón, incluso han venido escuelas de otros sitios a praticar con nosotros, cosa que a Hikitsuchi no le gustaba, ya que era muy arrogante, como el clásico japonés, inclusive llegó a dejar en ridículo a maestros que venían con sus alumnos desde Japón, y es más, cuando Hikitsuchi fue a la Casa Blanca a mostrarle el Aikido al presidente Carter, demostró con un Nikio como pudo a su propio guardaespaldas dejarlo de rodillas en el suelo. Esto está grabado en cinta de vídeo, de la cual poseo una copia. Entonces, he visto tanto, tanto que no puedo ver más, bueno, sí puedo, pero ya he visto demasiado, y como dijo un gran maestro que allí había, Tojima Sensei (9° Dan), "hay que aprovechar a los que todavía quedamos vivos para enseñar, pues cuando nosotros muramos, es posible que no se sepa lo que va a pasar con este arte" . Y con esto quiero dejar bien claro que si alguien quiere saber si esto es verdad, no tiene más que contactar conmigo o irse a shingu para verlo.


¿Cuántos años llevas enseñando Aikido?

15 años


¿Qué sientes con la práctica del Aikido?

Para mí lo que yo siento con el Aikido, "es como una ola del mar cuando hay resaca, que te va elevando y por más que quieras has perdido tu estabilidad y sales expulsado de una manera que no sabes cómo".

Es una energía que no se puede parar, y una sensación de pulsamiento como que vuelas pero al mismo tiempo agradecido de lo que te están haciendo.

"El Aikido pues es el camino para la unión de las energías"

Con el Aikido puedo acompañar la violencia de un adversario, para que éste se de cuenta de la violencia que está ejerciendo. Puedo sentir la perfección como persona cada día más, y sobre todo la expansión cerebral que te da para poder saber estar en cualquier situación, en cualquier momento de tu vida y en cualquier conversación, y sobre todo en carácter, un poco digamos llegando al egocentrismo de la persona, pero en el buen sentido, sintiéndolo así.


¿Porqué se habla de las figuras geométricas cuadrado, círculo y triángulo en el Aikido?

Es normal que cuando hay unas posiciones geométricas, es muy difícil que haya un fallo dentro de lo que estás practicando, porque la geometría es perfecta.

Si tú estás en un triángulo, que es el comienzo del Aikido, está claro, que un triángulo es una pirámide, y como tal puede desvanecerse lo negativo y convertirse en lo positivo, entra y sale sin tocar. El círculo está claro, todas las cosas que dan vueltas, recargan energía y como tal, una cosa que va girando, la energía aumenta. Y el cuadrado, es muy estable, es como una columna, es lo más fuerte, y cuando algo aprisiona, es como una especie de cuadrado. Estos tres puntos coordinándose entre ellos, pueden llegar a convertirse en lo que llamamos la geometría del Aikido.


¿Dónde has impartido cursos para dar a conocer el verdadero Aikido?

En España he dado Cursos en Euskadi, La Rioja, Madrid, Valencia, Alicante, Elche, Murcia, Cartagena y Canarias.

Fuera de España, en Europa he dado cursos en Orleans (Francia) y en Mormutie (Bretaña) y en Indonesia he impartido cursos en Yakarta.

Actualmente estamos haciendo cursos de tres horas todos los sábados en Alicante y entre semana dando clases en Elche. No obstante, vamos a dejar el dojo donde estamos actualmente, y estamos a la espera de encontrar un dojo o local definitivo, tanto en Elche como en Alicante, que nos permita practicar tranquilamente.

Si alguien sabe de un local que esté preparado para artes marciales, sin música que moleste, puede comunicárnoslo.


¿Qué ventajas ves en el Aikido que se puedan aplicar en los jóvenes de hoy en día, en nuestra vida diaria y que pueda motivarles a practicarlo?

Creo que el Aikido, como cualquier otro arte, está para perfeccionar a la persona, tanto psíquica como físicamente, y no tiene otro interés. Una persona cuando se siente cada vez mejor, se convierte en mejor persona.

La sociedad de hoy en día cada vez mira más la competitividad y hacen auténticas barbaridades para conseguirlo, y eso no es bueno, porque solo trabajas el físico, pero no el psíquico, limitando el número de años en su práctica. Sin embargo, tanto el Aikido como el taichí, pueden ser practicados hasta edades muy altas y aporta unos beneficios que no se consiguen con los deportes de competición que existen hoy en día.

La práctica del Aikido sería pues un comienzo muy bueno para acabar con toda la miseria que se ve hoy en día en nuestra sociedad, como consumo de drogas, alcohol, robos, etc.. y sería muy aconsejable para la ayuda al estudiante, pues le despeja la mente y le forma como persona.


¿Piensas que el Aikido puede llegar a tener su propia competición?

Eso es imposible, ya que el Aikido no es competitivo. Si llegara a ocurrir, sería una chapuza, hablando mal y pronto.